Visitar los Canales Navigli de Milán

Visitar los canales de Milán

La guía más completa sobre el barrio de los canales de Milán. Todo lo que debes saber, lugares que ver, actividades y restaurantes recomendados. Además, te añado un mapa interactivo con todos los puntos de interés marcados.

Guía Milán

Navigli: Qué ver y hacer en los canales de Milán

Aunque es difícil imaginar Milán sin los coches o sus icónicos tranvías amarillos, esta es una ciudad que solía funcionar por agua en lugar de asfalto. De los muchos kilómetros de canales que atravesaban la ciudad, solo quedan dos vías fluviales principales: Naviglio Grande y Naviglio Pavese. En su punto de confluencia, la Dársena, es ahora un barrio en auge lleno de lugares de moda, muchas veces desconocidos por los turistas que viajan a Milán. En esta sección te contaré todo lo que debes saber sobre el barrio de Navigli: que ver y hacer. Y para el final, he dejado algunos apuntes históricos y el mapa turístico de Navigli.

Los Navigli de Milán

Paseos en barco

El sistema de canales se construyó originalmente para facilitar la construcción de los monumentos que actualmente definen Milán. ¿El Duomo? Existe gracias a los canales, sin los cuales, el mármol que lo sustenta nunca habría llegado al centro de la ciudad. Sin embargo, hoy en día, lo que se transporta en los canales son los turistas. Durante el verano, es una de las actividades más populares que hacer en Navigli. Hay paseos en barco que salen cada hora de Alzaia Naviglio Grande. Si buscas algo menos convencional, puedes optar por navegar en la primera (y única) góndola veneciana de Milán, propiedad de los Canottieri San Cristoforo.


Canales de Milán

Restaurantes en Navigli

En esta zona de Milán encontrarás pequeños restaurantes, bares y tabernas situados a los laterales de los canales, sacándole partido a un entorno acuático de postal. Además, como hay espacio, algunos tienen terrazas, ideales para refrescarse en las cálidas noches de verano. Aunque ya te he preparado una extensa guía de los mejores restaurantes de Milán, aquí voy a recomendarte algunos que están en los canales.

Le Striatelle di Nonna Mafalda

Uno de los favoritos de los milaneses. Situado a pocos pasos de Naviglio Grande, este discreto café ofrece platos típicos de la región con un toque moderno y creativo. Su especialidad es un tipo de sándwich de pan plano conocido como striatelle. También tiene opciones vegetarianas.

Zio Pesce

Un restaurante de referencia para comer marisco en Navigli. La temática del restaurante es desenfadada, mientras que la oferta gastronómica es variada e imaginativa. Los precios razonables, cosa que lo convierten en un punto de encuentro para locales y turistas. Incluso tienen un "Menú de Pescado Inusual".

The Brisket

Si te apetece algo diferente a la gastronomía italiana y te gusta la carne... ¡Te encantará! Aquí encontrarás una excelente oferta en carnes ahumadas al estilo americano de Texas: pulled pork, las costillas, tuétano de hueso y mucho más. Además, tienen cervezas locales.

Rita

Más que comer, aquí tienes que venir a tomarte algo. En Rita sirven los cócteles más ingeniosos de Milán, con productos frescos y naturales. Si prefieres las bebidas más convencionales, también cuentan con una amplia selección de vinos y cervezas locales, así como algunos aperitivos como el pulpo a la parrilla y hamburguesas.

Carlo al Naviglio

¿Preámbulos para salir de fiesta? Situado en un antiguo aserradero, el ambiente y la decoración de Carlo al Naviglio es espectacular. Sirven deliciosas pastas y carnes hechas a mano y cócteles excepcionales. Uno de los favoritos es el Desperados: tequila, cerveza rosa, limón, miel de agave y pimiento crusco.

Backdoor 43

Los dueños afirman que es el bar más pequeño del mundo. Si los otros bares situados a orillas del agua a la hora del aperitivo están demasiado ocupados, puede que encuentres sitio aquí (es tan pequeño que la mayoría ni lo ven). El Backdoor 43 tiene apenas cuatro metros cuadrados (incluyendo el baño). ¡Te he mentido! Para venir aquí deberás reservar con antelación.


Navigli Milán

Tomarse un aperitivo

La zona de Navigli no tiene nada que ver durante el día que por la noche. A partir de las 5 de la tarde, todo cambia. A esa hora, los milaneses acuden en masa a los numerosos bares junto al canal. Y es que en los últimos años se han convertido en el centro de la cultura del aperitivo. ¿Cómo funciona? Te pides una bebida y podrás disfrutar de mini tapas y bocaditos de forma gratuita. La comida suele ser deliciosa y es, bajo mi punto de vista, suficientemente abundante como para saltarte la cena.


Barrio de Navigli

Puestas de sol en los canales de Milán

Y ya que estás por aquí... ¿Sabías que Milán cuenta con un hermoso atardecer? El problema es que no tiene espacios abiertos o rascacielos con miradores. Por este motivo, el mejor lugar para ver la puesta de sol es, sin duda, en Naviglio Grande. Aquí se puede ver el cielo multicolor reflejado en el canal. En días despejados, es espectacular.



Navigli: canales de Milán

De compras: ropa vintage

Milán es la capital mundial de la moda. Muchos vienen aquí, precisamente, por las compras. ¡Pero oye! Te animo a que pruebes fuera del cuadrilátero de la moda. Navigli es un barrio con una excelente escena vintage y de diseño independiente. Las tiendas de segunda mano se encuentran a ambos lados de los dos canales, y también hay muchos ateliers independientes y tiendas de antigüedades escondidas en las pequeñas calles laterales. De hecho, uno de los mejores lugares para comprar este tipo de productos es en el mercadillo. El Mercato dell'Antiquariato se instala en las orillas del Naviglio Grande el último domingo de cada mes.


Otros puntos de interés turístico en Navigli

Aquí voy a hacerte una pequeña lista resumida con otros lugares para visitar en los canales de Milán. Recuerda que todos los sitios que menciono en esta guía de Navigli (restaurantes incluidos) están marcados en el mapa interactivo. 👇

Darsena

Construido en 1603, el puerto llegó a tener casi un kilómetro de longitud y fue uno de los puertos fluviales italianos más activos. Todos los sábados por la mañana se celebra aquí el mercadillo Fiera di Sinigallia.

Fondazione Arnaldo Pomodoro

Arnaldo Pomodoro es uno de los escultores más importantes de la posguerra italiana. En 1995, Pomodoro, junto con un consejo de administración, creó una fundación dedicada por completo a la preservación del arte moderno; en concreto, a conservar y mejorar su propia obra premiada, al tiempo que proporciona un espacio colectivo para apoyar la creatividad de otros artistas jóvenes y prometedores. La fundación tiene locales de exposición por toda la ciudad, pero su sede principal se encuentra en Via Vigevano. El propio estudio de trabajo de Pomodoro está a un par de minutos a pie del Naviglio Grande.

Basílica de San Eustorgio

Según la leyenda, fue San Eustorgio quien trasladó aquí los restos de los Reyes Magos antes de que fueran trasladados a Colonia, en Alemania.

Capilla Portinori

Una de las mejores obras del Renacimiento en Milán. Fue encargada por un banquero florentino llamado Pigello Portinari que dirigía el Banco Mediceo de Milán.

Puerta Ticinese

Una puerta de estilo neoclásico llamada originalmente "Porta Marengo" para celebrar la victoria de Napoleón. Busque con atención un friso con la leyenda "Paci Populorum Sospitae" (A la paz liberadora de los hombres).

Iglesia de San Lorenzo

Muy cerca de Porta Ticinese 35, encontrarás la Basílica de San Lorenzo, una de las más antiguas de Milán. Data del siglo IV y fue construida sobre los restos de un antiguo anfiteatro romano. Se puede acceder a la hermosa capilla bizantina de San Aquilino para ver los frescos.

Corso San Gottardo

Fue el primer gran barrio de la ciudad y data del siglo XVII. Desde aquí también se puede acceder al Naviglio Pavese atravesando los característicos patios llenos de talleres y estudios de arte.

Vicolo delle Lavandaie

El "callejón del lavado" se encuentra al principio de Naviglio Grande y es uno de los lugares más encantadores del barrio. Todavía se puede ver el antiguo lavadero donde las mujeres lavaban a mano.


História de los canales navegables de Milán

En un intento por convertir la ciudad de Milán en una urbe accesible desde el mar se puso en marcha un proyecto de canalización que tenía como fundamental objetivo llevar el agua hasta el mismo centro de la metrópoli. En el año 1179 se construyó una red de canales artificiales; sin embargo este proyecto duró poco tiempo.

Historia de los canales de Milán

Se trataba de una ruta por la que se transportaba tanto la mercancía como los pasajeros venidos de otros puntos de Europa. Es importante mencionar que gracias a ellos fue posible el traslado de los mármoles necesarios para la construcción del Duomo, la Catedral del centro de Milán. Posteriormente también fueron una vía por la que se trasladaban los rollos de papel que serían utilizados en el periódicos más conocidos del país, el Corriere della Sera.

Si bien en la actualidad estos canales solamente tienen una utilidad pictórica, en su momento fueron fundamentales ejes de la industrialización del país. Además es menester aclarar que trabajaron en este proyecto los mejores ingenieros de su momento y, la prueba de esto es que, incluso mirándolo desde nuestros días, puede descubrirse que se trató de un sistema innovador de presas, cuyo inventor no fue otro que Leonardo da Vinci.

Leonardo da Vinci y la mejora en los Canales

La construcción de estos canales tomó 35 años y consistió en una excavación a lo largo de 90 kilómetros, navegables malamente gracias a la existencia de 25 valles. Durante años se los usó con numerosos problemas derivados de la mala construcción de los canales.

Hasta que apareció en el siglo XV uno de los mayores genios que ha dado la historia, da Vinci, quien propuso la mejora de las presas que convirtió esos canales, poco navegables, en verdaderas rutas de acceso al centro de Milán e incluso conectó este centro con el lago de Como.

En el Museo de los Navigli pueden apreciarse los bocetos y diseños realizados por da Vinci con este fin; te recomendamos que no te pierdas este lugar lleno de historia, donde se huele la aventura y el afán de progreso que caracterizó siempre al pueblo italiano.

Durante tres o cuatro siglos, los canales fueron fundamentales para la comunicación de Milán con el mundo, sin embargo a partir del siglo XIX, este tipo de viajes fueron reemplazados por trenes y tranvías que eran más rápidos y los canales perdieron relevancia para la vida de la ciudad. Para mejorar la estructura de la ciudad todas las ramificaciones de estos canales fueron tapados, esto fue en el año 1929.



Naviglio Grande y Naviglio Pavese

En el Naviglio Grande hay tres cosas que no deberías perderte: sus preciosos restaurantes, la Iglesia de San Cristóforo y el Callejón de las lavanderas. Verás que todo se conserva en un estado admirable y conocer otra parte de la historia de esta ciudad. En este callejoncito se reunían las mujeres de la clase más humilde para lavar su ropa.

El Naviglio Pavese es más pequeño pero también tiene cosas interesantes para ver; sobre todo hay una gran cantidad de casas de comida y restaurantes que te dejarán embriagado.

Todo este barrio ha tenido un gran auge turístico en los últimos años, convirtiéndose en un punto de encuentro imprescindible para los fines de semana. Es allí donde se concentra lo mejor de la vida nocturna de Milán.

Visitar los canales de Milán

En verano, sobre todo, las calles se atiborran de jóvenes disfrutando y bebiendo en la calle y terrazas y se crea un ambiente precioso para aquellos a los que les gusta disfrutar de la noche de una forma diferente. Dependiendo de tu edad te convendrá más una u otra zona; en el Naviglio Grande hay más polivalencia mientras que en el Pavese suelen reunirse los muchachos más jóvenes y suele haber ambiente de locura adolescente.

Por otro lado, por si te interesa, el último domingo de cada mes se celebra en el Naviglio Grande un mercado de antigüedades. ¡Es un evento impresionante! En él podrás ver toda suerte de objetos curiosos a muy buen precio.

Un poco más lejos de los canales se encuentra el arco de Ticino y la Basílica di Sant´Eustorgio: otros dos elementos históricos que muchas veces pasan desapercibidos incluso para los mismos habitantes de Milán. ¡No te los pierdas!


Mapa turístico del barrio de Navigli


Nuestra selección otoño 2022
Los mejores de Milán
Albergue
Ostello Bello

Hostal perfecto para turistas jóvenes. Situado muy cerca del Duomo, en pleno centro de Milán. Precio correcto.

Ver más
Nuestra Selección Milán 2022
Hotel
Hotel Gran Duca Di York

Hotel con una ubicación muy céntrica, cómodo y un servicio excelente. Ideal para hacer turismo y descansar bien.

Ver más
Nuestras recomendaciones Milan
Hotel
Château Monfort

Si buscas algo exclusivo y refinado, esta puede ser una excelente opción. Bien situado y de nivel premium.

Ver más