La última cena de Leonardo da Vinci

Hay muchas cosas que no deberías perderte de Milán y, seguramente la mencionadísima obra de Leonardo da Vinci, "La última cena", entra dentro de ese grupo. Es una experiencia única que te llevarás contigo vayas a donde vayas, que te impactará y que te permitirá acercarte a lo mejor de la obra artística de este genio.

Visitar la última cena en Milán

Si tienes pensado ir a visitar el cuadro de Leonardo de Vinci "La Última Cena", necesitarás asquirir tu entrada con suficiente antelación, ya que el aforo es limitado y son muchos los turistas que llegan cada semana a la ciudad de Milán con las mismas ansias: contemplar en directo uno de los frescos más famosos del genio italiano.

A continuación te contamos como comprar tus entradas anticipadas y dónde se encuentra la obra.


¿Dónde y cómo visitar “LA ÚLTIMA CENA”?

Visitar la última cena, Milán

Ubicación, precios y horarios

Dado que cada día es inmenso el afluente de turistas que se acerca para apreciar esta obra única, es muy importante que reserves tu entrada con antelación. A continuación puedes encontrar la dirección del convento de Santa Maria delle Grazie, que es dónde se encuentra La última centa de Leonardo DaVinci, así como las tarifas y horarios en los que puedes visitarlo, pero recuerda hacer tu reserva.

Ubicación de la obra: El antiguo convento se encuentra en la Plaza Santa Maria delle Grazie 2, a pocos metros del centro de Milán. Se destaca por contar con altos muros construidos con roca maciza que deja en evidencia la antigüedad de sus cimientos.

Horario y tarifas: La única manera de ver la obra de arte más famosa de Milán, "La última cena", es reservando por adelantado. Contempla de cerca el mural de Leonardo da Vinci y experimenta la arquitectura increíble de la propia iglesia. La entrada sólo permite el acceso a 30 personas, lo que significa que es bastante limitado. El precio es de 19 y se puede tramitar por internet. Recibirás tu entrada por correo electrónico y podrás mostrarlo en tu smartphone o bien impreso.

Con la entrada a "La última cena" también podrás acceder gratis al Museo de la Catedral de Milán. Deberás recoger el ticket del museo en el punto de encuentro de "La última cena".

Puedes comprar tu entrada aquí: Tickets para "La última cena" dónde encontrarás más información al respecto.

actividades que hacer en Milán
Entrada

Tickets para "La última cena" + tour

La única manera de ver la obra de arte más famosa de Milán, "La última cena", es reservando por adelantado. Contempla de cerca el mural de Leonardo da Vinci y experimenta la arquitectura increíble de la propia iglesia.

*44,00€*Adulto

+ INFO

Sobre la última cena de Leonardo

La última cena, Leonardo DaVinci

Algo único de esta pintura es que parece como si Leonardo hubiera intentado comprender a fondo los sentimientos de los doce discípulos de Jesús: cada uno de ellos presenta una expresión que puede dejar en evidencia la reacción de asombro y espanto propia de alguien que sabe que su amigo va a morir. Se sabe cuál es cada uno de los discípulos porque en sus bocetos, Leonardo identificó a cada uno. Trabajó detalladamente en la composición de los rostros de cada uno, consiguiendo darles un aspecto único a cada uno. No obstante, la figura que aparece a la derecha de Cristo tiene rasgos muy femeninos y muchas personas opinan que se trata de María Magdalena y no de el apóstol Juan. ¿No te gustaría saber qué pensarías tú después de verla?

Debes saber que la obra de da Vinci no es lo único que puede apreciarse en esta capilla. Enfrente de ella se encuentra "La Gran Crucifixión", obra de Donato Montorfano, otro imprescindible pintor de Milán. Te aseguro que esta visita vale la pena tanto por uno como por el otro. Recuerda que en este recinto no pueden tomarse fotografías ni grabar vídeos.

Dos artistas inmortalizados en el convento dominicano

Leonardo DaVinci, obras en Milán

Un gran logro de los dominicos fue conseguir que dos impresionantes artistas de la época dejaran su huella decorando su templo: Leonardo da Vinci y Donato Montorfano. Esto fue posible por la intercesión del duque de Milán, Ludovico Sforza quien esperaba convertir el templo en el mausoleo de su familia. Aunque no logró sucometido, sí consiguió que durante siglos pudiéramos disfrutar del buen hacer de estos dos artistas. Resulta llamativo saber que da Vinci no cobró ni un céntimo por su trabajo, lo hizo por pura vocación artística.

“La última cena” es una de las pinturas con mayor renombre en el mundo. Fue creada entre los años 1495 y 1497 y se encuentra plasmada en un muro del antiguo convento dominico de Santa Maria de la Gracia. La pintura mide 460 x 880 cm y ha sido desarrollada con témpera y óleo, sobre una base de yeso; algo novedoso para una época en la que todas las pinturas solían hacerse con la técnica de los frescos.

Pero el paso del tiempo no solamente marca su huella en la vida animada, también los objetos lo sufren. Durante la guerra, Napoleón y sus tropas realizaron prácticas de tiro contra el muro, y los bombardeos de 1943 derrumbaron el techo de la capilla y la pintura quedó a la intemperie durante muchos años.

El trabajo de los restauradores fue decisivo, y ahora, después de muchos años de delicado trabajo, se ha conseguido recuperar gran parte del original; gracias a ello, cientos de turistas pueden apreciar esta obra única y llevarse un recuerdo inolvidable.



Más lugares que visitar en Milán

Aquí tienes algunos de los lugares más interesantes que visitar en Milán.