Visitar la Galería Vittorio Emanuele II

Visitar la Galería Vittorio Emanuele es como sumergirte en un viaje en el tiempo. Es como rodearte de un ambiente antiguo, donde las enaguas y los trajes sofisticados eran moneda corriente y donde el color de las paredes se adornaba con objetos dorados y plateados y brillantes cristales, y disfrutar de un paso del tiempo mucho más lento. Sin lugar a dudas, en tu visita a Milán no puedes dejar de visitarla.

La Galería Vittorio Emanuele II

Introdución: La galería más famosa de Milán

Vittorio Emanuele II fue uno de los reyes más importantes de la unificación italiana; esta galería lleva su nombre como una forma de recordar el fin de una época triste y el comienzo de la monarquía y el auge de la cultura italiana. Fue construida en 1861 y terminada 12 años después.

Dentro de la galería puede verse una placa a un tal Giuseppe Mengoni. Por si te preguntas quién es: fue el arquitecto encargado de diseñar esta joya. ¡Menudo mérito el suyo! Cabe mencionar que esta galería fue fuente de inspiración para otras similares de Europa como las que se encuentran en Bruselas, Londres y París. De hecho, gracias a esta, se introdujo el término "Galería" a este tipo de recintos.

Se caracteriza por tener una forma de cruz que unifica dos de las plazas más famosas de toda la ciudad: la del Duomo y la de la Scala. Además, su enorme cúpula acristalada, en forma de bóveda, es única en el mundo.


Céntro comercial premium de Milán

Tiendas Galería Vittorio Emanuele II Milán

Las tiendas más prestigiosas de Milán

Elegancia, buen gusto, delicadeza, armonía, serenidad, son algunas de las cualidades de este lugar. Hasta los guardias de seguridad parecen llevar uniformes que no desentonan con el espacio. Siendo uno de los lugares de paso obligatorio para conectar la plaza del Duomo con la de la Scala y la zona donde se encuentran algunos de los edificios gubernamentales más importantes, ha sabido mantenerse impecable al paso apresurado de los lugareños y a las miradas curiosas de los turistas.

En los cuatro monumentales pasillos de esta galería, se albergan las tiendas más importantes de toda la ciudad y algunos de los restaurantes más prestigiosos.

Entre los más conocidos se encuentra el Restaurante Savini. Según las críticas es un lugar donde se come muy pero muy bien, aunque lamentablemente no es sitio para cualquiera: una cena allí puede costar como el alquiler de una habitación durante todo un mes, ¡ya nos contarás!

Hace unos años había también un McDonald's, aunque hace poco ha sido desplazado por Prada, posiblemente para no romper con la armonía de este brillante lugar. En otro de los laterales se encuentra el "Town House Galleria", uno de los hoteles más lujosos de la ciudad al que solo unos pocos afortunados pueden asistir.


¿Qué visitar en la Galeria Vittorio Emanuele II?

La última cena, Leonardo DaVinci

Uno de los lugares que debes visitar es el Bar Campari; algunos dicen que es tan viejo como la galería. Durante la Segunda Guerra Mundial lo bombardearon pero fue reconstruido y nunca cesó de funcionar. Solamente hace un par de años estuvo cerrado porque se reestructuró, pero ya se encuentra abierto al público. Es un sitio increíble para tomar una tapita a media tarde, aunque al igual que el resto de los lugares de esta Galería es un poco caro.

También en esta galería se encuentra la tienda de música Ricordi. Un edificio de tres pisos donde podrás encontrar todo sobre ópera, música de cámara y otras vertientes de la música académica, así como también un piso plagado de álbumes de cantantes populares, tanto de Italia como del resto del mundo. ¡Un lugar que te aconsejo que no te pierdas!

Por último, también encontrarás algunas de las tiendas de ropa más importantes, tales como Prada, Gucci o Louis Vuitton.

Pero seguramente las tiendas más maravillosas de la galería son aquellas en las que puedes comprar elementos artesanales. Hay una que es especialmente interesante: una tienda donde venden toda suerte de objetos hechos en plata; desde candelabros hasta tenedores y fundas para plumas. ¡Un lugar exquisito para los amantes de la orfebrería!

Cosas llamativas de la galería

Posiblemente lo más atractivo de este lugar son los mosaicos del suelo y su enorme cúpula acristalada, lo que la vuelve única en el mundo: a través de los cristales se cuela el sol creando formas y sombras en toda la galería y dando calidez al ambiente al rebotar contra los mosaicos.

La última cena, Leonardo DaVinci

Para entrar en esta galería deberás pasar por una puerta tan alta que te quedarás un rato largo mirándola, intentando calcular su altura, aunque sin conseguirlo. Una vez dentro todo lo que veas despedirá belleza y buen gusto; no es para menos, tratándose de una de las obras arquitectónicas más maravillosas del mundo y una de la principal joya histórica de la ciudad de Milán.

La presencia de las tiendas en esta galería es alucinante: todas exquisitas y brillantes. Y, aunque no puedas comprarte nada, es recomendable que las visites para que percibas la diferencia que hay entre ellas y las que se encuentran en otros puntos de la ciudad.

Otra cosa para resaltar son los iconos de las ciudades más importantes de Italia, ilustrados sobre el suelo de la galería: el toro de Torino y la loba de Roma son los más conocidos, pero hay muchos más. Además sobre uno de los laterales se encuentran dibujados cuatro continentes (falta Australia).


Ubicación - ¿Dónde está?

La última cena, Leonardo DaVinci

El conocido "Salón de Milán" o "Galería Vittorio Emanuele II" se encuentra en pleno centro, y conecta los principales monumentos y edificios de la ciudad: la Plaza del Duomo con su catedral y la Plaza de La Scala con el teatro de nombre homónimo.

Para llegar allí puedes hacerlo en cualquier vehículo que te deje en alguna de estas dos plazas. En Metro: Estación Duomo de las líneas 1 y 3. En tranvía: Estación Grossi S.Margherita, de las líneas 1 y 2.

La entrada a esta galería es gratuita y sin límites de horarios.


Más lugares que visitar en Milán

Aquí tienes algunos de los lugares más interesantes que visitar en Milán.